domingo, 16 de agosto de 2015

Jabón de Vino, previene el envejecimiento cutáneo. Bactericida y antiséptico.

Jabón Artesano
100% Natural elaborado con Vino

Os presento el nuevo packaging de nuestro Jabón de Vino.

Packaging Jabón Artesano de Vino
Jabón natural de vino
Dimensiones 12x12x3.5cm

Jabón artesano de vino

.Indicado para todo tipo de pieles. Deja la piel limpia, hidratada y suave. Nuestra fórmula es la tradicional con proceso en frío y elaborada con aceites vegetales de coco, pepita de uva y oliva virgen extra, todos ellos de primera presión. El vino, el extracto de incienso y el aceite esencial de mirra, le aportan una fragancia persistente a madera, picante y un tanto alimonada y ligeramente almizclada.

Jabón Natural de Vino

Nutre la piel. Es un gran antioxidante. desincrustante y regenerador. Previene el envejecimiento cutáneo. Bactericida y antiséptico. Indicado para la higiene diaria de cara, cuerpo y manos.
Para todo tipo de pieles
Peso aprox.: 100g

Ingredientes (INCI):
Sodium cocoate (saponificado de aceite de coco)
Aqua (agua)
Vitis vinifera distillate (vino)
Vitis vinifera seed oil (aceite de pepita de uva)
Olea europaea (aceite de oliva)
Commiphora myrrha oil (aceite esencial de mirra)
Boswelia carterii extract (extracto de incienso)
Tocopherol (vitamina E natural).
(Contiene benzyl benzoate, limonene, coumarin, geraniol, linalool,  naturalmente presentes en los aceites esenciales).


El vino también puede cuidar nuestra piel


La uva tiene un elevado contenido en polifenoles. los polifenoles son unos de los antioxidantes naturales más eficaces en botánica. Se encuentran principalmente, en la piel y las pepitas de las uvas.
Gracias a ellos es posible inhibir los negativos efectos de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular y, por tanto, de la aparición de arrugas.

- Los flavonoides presentes en la uva y sus derivados también tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios; además, aumentan la resistencia capilar mejorando así la circulación sanguínea.

- Las pepitas de uva contienen ácidos grasos esenciales que el organismo necesita para mantener en buen estado los tejidos. Por ello, los aceites elaborados a partir de estas semillas nutren la piel y le aportan firmeza y suavidad.

Como consecuencia de las propiedades anteriores, a los tratamientos de vinoterapia se le atribuyen diversos efectos:

- Retrasan el envejecimiento celular, aportando vitalidad y energía a la piel.
- Tonifican e hidratan la piel.
- Ayudan a mantener su elasticidad y firmeza.
- Mejoran la circulación.
- Liberan tensiones y proporcionan una agradable sensación de relax.


Mejorar el aspecto de la piel con el vino, la uva y el aceite de pepitas de la uva

La utilización del vino para el tratamiento exterior de la piel resulta muy adecuado para mejorar el aspecto de esta. Esta técnica se conoce como vinoterapia y está siendo utilizada por muchos centros de terapia, termas, balnearios y otros centros de salud natural como una manera de conseguir un mejor aspecto de la piel, eliminar arrugas, evitar la flacidez y parecer más joven. Esta nueva tendencia se lleva a cabo con mayor intensidad en centros de belleza Franceses e italianos.
Los antioxidantes que contiene el vino, son los que confieren esta propiedad al neutralizar los radicales libres que son responsables de la oxidación de las células de la piel que envejecen y dotan a la piel de más arrugas, manchas y menor consistencia, lo que hace que aparezcan las terribles patas de gallo junto a los ojos o a la odiosa papada debajo del cuello, o piel colgante debajo de los brazos.
Los que defienden este tipo de terapia, aseguran que los baños totales con vino, o la combinación del vino con aguas termales, además de recuperar la piel, tonificarla e hidratarla, proporcionan una mayor consistencia a los músculos de los brazos y una mayor firmeza en los senos.
Además estos baños liberan la tensión muscular, descansan los miembros cansados y proporcionan una sensación muy relajante para todo el organismo.
Fuente: BOTANICAL-ON LINE S.L.


Aceite de pepita de uva

Usada externamente, la uva constituye un cosmético muy interesante para la protección y embellecimiento de la piel al tratarse de los mejores humectantes de la piel, por lo que la hidratan y la recuperan de los efectos de la sequedad. La pulpa de este fruto extendida sobre la cara en forma de mascarilla durante 20 ó 30 minutos, es un buen recurso para eliminar las arrugas. Las savia de la vid puede utilizarse para desinflamar los ojos si se aplica un baño sobre los mismos.
El vinagre de uva blanca puede ser utilizado para quitar las manchas amarillas de las uñas (limpiar las uñas con un cepillo suave impregnado de vinagre)
Fuente: BOTANICAL-ON LINE S.L. 



Publicar un comentario